Passivhaus

El estudio Q Arquitectura se encuentra inmerso en una de las primeras promociones residenciales unifamiliares de casas pasivas (certificación passivhaus). Contamos con un equipo de arquitectos plenamente formados que cuentan con la experiencia necesaria para llevar a cabo esté tipo de edificaciones. La situación medioambiental en la que nos encontramos exige compromiso por parte de todos y desde Q Arquitectura hemos asumido ese reto.

¿QUÉ SON LAS CASAS PASIVAS?

Una casa pasiva es una construcción que, aun manteniendo los estándares de confortabilidad interior, reduce las necesidades energéticas de climatización para lograr una mayor eficiencia. En este tipo de inmuebles, todo es hermético, de modo que el calor no puede escaparse. Para renovar el aire, se utiliza un sistema de ventilación cruzada, consistente en evitar la fuga de esta calidez obtenida de forma natural a través del sol. Es un diseño arquitectónico que centra sus esfuerzos en satisfacer las necesidades actuales de vivienda nueva e infraestructuras, sin poner en riesgo a nuestras generaciones futuras.

¿QUÉ SON LAS CASAS PASIVAS CON CERTIFICADO PASSIVHAUS?

Dentro del ámbito de la construcción de casas pasivas, los edificios con estándar Passivhaus se encuentran en la cúspide de la eficiencia. Al tener menor necesidad de energía que otras edificaciones sostenibles, el ahorro energético es mucho mayor, logrando economizar hasta el 75% en materia de calefacción y refrigeración. Además, son posibles en todo tipo de ambientes.

CARACTERÍSTICAS DE ESTAS CASAS PASIVAS

Aislamiento térmico: Gracias al mayor espesor de la estructura de este tipo de inmuebles y al cierre hermético de puertas y ventanas, el escape de calor es prácticamente inexistente, provocando un mayor ahorro en calefacción durante el invierno. En verano, la situación es la misma, pero a la inversa, manteniendo una temperatura de confort en ambientes de calor.
Puentes térmicos: En las casas pasivas se eliminan estas estructuras, impidiendo las fugas de temperatura del interior hacia fuera que ocurren en las construcciones comunes.
Control de la estanqueidad: La capa envolvente de aislante que recubre el edificio suele contener orificios a través de los cuales se escapa la temperatura. Algo que puede suponer un verdadero problema en las épocas más frías. En las casas pasivas con estándar Passivhaus este problema es inexistente al contar con un sellado total, que impide las salidas de aire al exterior mediante grietas o fisuras en la estructura del edificio.
Calidad de puertas y ventanas: Para las casas pasivas, resulta crucial que tanto unas como otras sean de la mayor calidad posible para permitir el cierre hermético del inmueble.
Sistema de renovación del aire: Nuestras viviendas con certificado de Passivhaus cuentan, además, con un sistema de ventilación cruzada, a través del cual se renueva el aire del inmueble sin que haya pérdida de calor alguna.

¿CÚANTO CUESTAN ESTAS CASAS PASIVAS?

El precio en el ámbito de la edificación con certificado Passivhauss es variable. Cada inmueble tiene unas características y uso diferente. Por tanto, su comportamiento energético es específico y válido solo para él. Nuestros presupuestos se adaptarán a cada uno de ellos. Le asesoraremos de forma individualizada para ofrecerle la solución más óptima para sus necesidades.
Desde Q, ofrecemos un estudio completo, profundo y técnico del consumo de cada una de las instalaciones. Encontraremos todas las oportunidades de ahorro posibles para así proponer medidas de mejora viables y amortizables en un tiempo mínimo.

¿POR QUÉ APOSTAR POR ELLAS?

Los beneficios a la hora de elegir una edificación eficiente son múltiples, pero la rentabilidad de las casas pasivas con certificado Passivhaus es todavía mayor. Sus ventajas se congregan en dos grandes grupos:
Primero, el gran AHORRO ECONÓMICO que conllevan. En muchos casos las mejoras realizadas son amortizables en muy poco tiempo, ofreciendo grandes resultados. Una vez realizada la inversión, el ahorro energético en materia de calefacción y refrigeración puede llegar hasta el 75%, suponiendo importantes rebajas en las facturas de la luz, el gas y el agua.
El segundo aspecto, y no por ello menos importante, es la REDUCCIÓN EN LA EMISIÓN DE GASES CONTAMINATES (CO2) derivados del consumo de los combustibles fósiles. Un aspecto, este último, que ayudaría a disminuir el impacto ambiental en nuestras ciudades, mejorando notablemente la calidad de vida de los ciudadanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies